martes, 18 de abril de 2017

Discurso Dr. José Rodríguez Gimón. 19 de Abril 2005

DISCURSO DEL DR. JOSÉ RODRÍGUEZ GIMÓN
                                                      19 DE ABRIL DE 2005 






 “...Hoy estamos conmemorando el 195º aniversario de un magno acontecimiento nacional.  Para algunos historiadores el 19 de abril es la fecha primogénita de nuestra independencia, sin embargo no es menos cierto que para llegar a ella hubo una serie de enfrentamientos, insurrecciones y conspiraciones protagonizadas por diferentes sectores que vendrían a constituir un factor de índole interno que arranca con la resistencia de los aborígenes ante sus invasores, los conquistadores, siendo las más resaltantes las de los caciques Cayaurima en oriente, Maracay en occidente y Guaicaipuro en el centro.  Posteriormente, como consecuencia de las desigualdades sociales, económicas y políticas, sobrevino una lucha de clases las cual impidió llegar a un consenso que permitiera aunar esfuerzos de cada componente, a fin de articular acciones tendientes a cambiar el estado de cosas imperante.  Es por ello que surgen acontecimientos como la insurrección de Negro Miguel en 1552, en las Minas de Buría, cuyas causas fueron esencialmente socioeconómicas; el alzamiento de Andresote, en 1732, en protesta contra la Compañía Guipuzcoana; el intento de rebelión de Juan Francisco de León, Teniente de Justicia de Panaquire, quien trató en esta forma de evitar ser destituido del cargo por presiones de la Guipuzcoana; el levantamiento de José Leonardo Chirinos en 1795, quien lidera a negros esclavos de Coro, que a juicio de algunos historiadores, tuvo raíces socioeconómicas; sin embargo Gil Fortuol lo califica como la génesis del movimiento emancipador venezolano; la abortada conspiración de Don Manuel Gual y Don José María España en 1797 que a pesar de no haber tenido éxito, dejó profundas huellas en la clase dominante: la aristocracia criolla, no sólo por su trágico fin sino también por estar influenciada por un plan ideológico del también develado en España, complot del Día de San Blas, en 1796 de Juan Bautista Mariano Picornell, en su permanencia en La Guaira, al ser deportado para pagar presidio en ésta ciudad y el último episodio a que hago referencia es la llamada conspiración de Maracaibo en 1799, encabezada por el Subteniente de las milicias de Pardos, Francisco Javier Pirela, la cual al ser descubierta originó el apresamiento del líder y demás complotados.
Un segundo factor externo estuvo íntimamente relacionado con los sucesos que se desencadenaron en España entre 1808 y 1809 llegando la situación al clímax en Bayona con la capitulación de Carlos IV y Fernando VII, padre e hijo, ante Napoleón Bonaparte. No obstante estos acontecimientos haberse producido tan distantes, se filtraron las noticias a la Colonia a través del diario Times de Londres, del cual Don Andrés Bello era asiduo lector.
  Este segundo factor aunado al anteriormente analizado aceleró las acciones a tomar y el 19 de abril de 1810 cuando el grupo más poderoso de la colonia, la nobleza criolla que domina el Poder Municipal, con el apoyo del clero y otros sectores, logran convencer al Alcalde Don José de las Llamozas para que convoque una reunión del Cabildo, con el fin de analizar la situación explosiva de España y tomar las medidas necesarias.  Así lo hizo en forma inusitada, ya que esto era atribución del Capitán General Don Vicente Emparan y Orbe, con cuya presencia se plantea el debate.  A Emparan no le agradó la situación y se paró en forma violenta y se dirigió a la Catedral con la excusa de asistir a los servicios religiosos. Fue este el momento cuando lo intercepta Francisco Salías acompañado de otros conjurados y lo conmina a regresar al Cabildo; Emparam en el primer momento dudó, pero al observar la actitud asumida por la tropa comandada por Don Luís Ponte quién dio la orden de a discreción, comprendió que ésta estaba comprometida con los sediciosos y opta por regresar al Cabildo.  Este hecho envalentonó más a los conjurados quienes habían convocado al pueblo a la plaza mayor frente a lo que es hoy la Casa Amarilla, con infiltrados que ocuparían sitios estratégicos y con instrucciones precisas.  El gobernante al reincorporarse a la Asamblea se encuentra con un ambiente más radical, debido a que se habían incorporado como Diputados del pueblo, Juan Germán Roscio y José Félix Sosa; también toman parte el Canónigo José Cortés de Madariaga y Don José Félix Ribas.  Roscio y Sosa proponen la formación de una Junta presidida por Emparam, a lo cual el Canónigo Madariaga apoyado por José Félix Ribas, se oponen rotundamente y argumentan que de ser aprobada esta propuesta se pondría en peligro la estabilidad de la misma ya que Emparan la podría disolver en cualquier momento y poner presos a sus integrantes y acotó que estaba dispuesto a aceptar la Junta a condición de excluir de ella a Emparam, lo cual enfureció al gobernante quien se dirigió al balcón del Cabildo y preguntó en alta voz: ¿Quieren que os gobierne?, ante la interrogante, el pueblo arengado por el Dr. Rafael Villarreal y el canónigo quien detrás del Capitán General y Gobernador hacía señas negativas. Gritó “No”.  Ante ésta situación ripostó el Capitán General: “¡Yo tampoco quiero mando!.” 
En conclusión la rebelión del 19 de abril de 1810, primer paso firme contra la dominación española y fue un movimiento que a juicio de varios historiadores, tuvo un carácter cívico militar, al cual se sumaron posteriormente las demás clases que hacían vida en la colonia”.


Discurso  del Dr. José Rodríguez Gimón
Presidente de la Sociedad Bolivariana de Carrizal
el 19 de Abril de 2005 en la  Plaza Bolívar de Carrizal
Publicar un comentario